Tres claves frente a la desinformación en comunicación interna

usuario_comunicacion_2.jpg.scaled1000

 

Es un placer retomar mi actividad bloguera con un post de Jesús Frej, Director de Comunicación Interna y Multimedia de BBVA, que pone encima de la mesa uno de los principales retos en la comunicación interna actual: el riesgo de la desinformación de nuestros empleados ante el enorme volumen de información que manejamos en el entorno digital, y que puede derivar en “desinformación”.  Sin más, cedo la palabra a Jesús.

9:00 de la mañana: llego un poco somnoliento a la oficina y mientras me tomo mi café de maquina enciendo el ordenador y veo la Intranet un poco de pasada. Abro el correo electrónico: 10 emails, para empezar, pendientes de leer. Veo un mensaje de comunicación interna que me lleva a la televisión IP para ver un video. Otro mail de mi jefe para que entre en la Wikipedia. Uno más de un post de la blogsfera y mientras me llega un chat de un compañero preguntándome por un tema pendiente. Además un par de invitaciones de la red social interna para que me una a un grupo y el link a la última newsletter digital y encima de la mesa  veo la última revista de la empresa… Me voy a poner a trabajar que si no…

¿Os suena? En comunicación interna nos hemos dejado llevar por la revolución de la web 2.0, que nos ha llevado a trabajar mucho en los canales de comunicación.  Por otro lado, la organización (afortunadamente) cada día nos pide que comuniquemos más.

Antes de continuar, un tweet: “Mucho que contar y muchas formas de hacerlo = exceso  de información y canales = desinformación”.

Como consuelo podemos argumentar que esto no solo nos pasa a nosotros, en el ámbito social: si contásemos los impactos de comunicación a los que estamos sometidos nos sorprenderíamos. ¿Recordáis algún spot de los que visteis anoche en televisión?.

Va mi segundo tweet: “la forma convencional de pasar los mensajes o valores de una marca ya no es suficiente por la fragmentación de audiencias”.

Y dicho esto, ¿Qué hacer? En mi opinión, tres son las claves:

1.- La de siempre, algo que predicamos mucho y practicamos poco: escuchar a nuestros “lectores”. Algo que hoy resulta muy fácil gracias a la tecnología.

2.- Integrar los canales de comunicación. Recordemos que, a veces, menos es más.

3.- Storytelling con soporte audiovisual y de red social: contar los mensajes y valores a través de historias narradas por esas personas anónimas que trabajan en las empresas y que son ejemplo a seguir. Y que los empleados, aunque estén a 10.000 km de distancia puedan compartir sus experiencias y, sobretodo, sentimientos.

Y me despido con un último tweet (aunque la frase no sea mía): “Sabemos que la gente olvidará lo que dijiste, olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidarán lo que les hiciste sentir”.

Jesús Frej, Director de Comunicación Interna y Multimedia de BBVA.

5 thoughts on “Tres claves frente a la desinformación en comunicación interna

  1. Hoy tenemos demasiado información al instante y de muchas fuentes hasta el punto que radio pasillo está dejando de existir y se ha trasladado a las redes sociales. Nos muestran los eventos al instante y en directo, pero son tantos y es tanta la información que nos saturamos muy fácil, se puede decir que vivimos modas que pasan demasiado rápido y en las fases de prueba error y este inicio desde que empezaron el auge de los portales en Internet hasta nuestros días.
    Por estas razones los líderes de comunicación deben enfocarse en buscar la eficacia de llegar a los empleados sin que la información se les vuelva paisaje.

  2. Huberney!. Muchas gracias por compartir esta reflexión. Y la comparto plenamente. La era digital ha revolucionado la forma en que proveemos y consumimos contenidos. Cualquier usuario es un potencial comunicador, y todos somos más exigentes a la hora de consumir la información que deseamos o necesitamos.
    En este contexto, efectivamente, los profesionales de la comunicación interna tenemos un gran desafío a la hora de llegar con eficacia a los empleados. De trasladar el mensaje que deseamos sin que éste se convierta (me gusta la expresión) en parte del paisaje. De ahí la necesidad de simplificar, como señala Jesús en su post, tanto en canales como en contenidos. No es fácil.

    Gracias de nuevo.

  3. Totalmente de acuerdo con vuestros comentarios. Cada vez hay mayor complejidad de canales y de mensajes y más fragmentación de audiencias, también en comunicación interna, cuestión que favorece la desinformación por “infoxicación”. El reto fundamental como comentáis es buscar la eficacia y simplificar, en aquellos entornos de por sí complejos.

    No obstante, desde mi punto de vista, este reto es otro para muchas pymes. En un contexto no profesional, recibimos mucha información por diferentes medios. No ocurre así en entornos profesionales de empresas más pequeñas que todavía deben conocer e incorporar estos nuevos canales y herramientas para vehicular sus mensajes. Todavía hoy, este entorno de comunicación es novedoso para muchas empresas, y es necesario incorporarlo en toda tipologías: grandes y pequeñas, precisamente porque bien gestionado es un facilitador para la comunicación.

    Un saludo y enhorabuena por el blog.

    1. Amalia, muchas gracias por tus palabras, y por abrir el debate a un entorno como la pequeña y mediana empresa, donde como bien señalas los retos de comunicación pueden ser otros. De hecho, me acabas de dar una idea para un nuevo post.

      Por lo demás, me ha gustado tu expresión “infoxicación”, y comparto al cien por cien tu reflexión. En aquellas empresas de menor tamaño, el desarrollo de un plan de comunicación interna, con la implantación de canales y herramientas, seguro que contribuye a informar, alinear, comprometer o construir liderazgo, entre otros objetivos. La cuestión es adaptar estas herramientas a las necesidades de la organización, y gestionarlas con talento para que cumplan su misión.

      Gracias de nuevo, y seguimos conversando!.

  4. Excelente reflexión de Jesús Frej. Y enhorabuena por la iniciativa de este blog. Estoy de acuerdo en que uno de los retos en comunicación interna es saber no sólo qué vamos a contar, sino además cómo logramos que ese mensaje efectivamente llegue. Y la propuesta de simplificar y apoyarse en vídeo y storytelling me parece perfecta.
    Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *